Pastela marroquí de pollo

La pastela marroquí rellena de pollo, es una mezcla de sabores y texturas única, exquisita e importante. Es un plato tradicional en eventos y reuniones, sin embargo puede realizarse o comerse como una entrada para un exclusivo deleite. A pesar de que la receta es un tanto laboriosa, el resultado vale la pena.
2 horas
8 Porciones

Ingredientes

1 Pollo

1 litro de Caldo de pollo

10 Hojas de pasta filo

2 Cebollas medianas picadas

2 Dientes de ajos picados

100 gramos de Perejil picado

100 gramos de Cilantro picado

1 taza de Aceite de oliva

70 gramos de Almendras tostadas

2 cucharas de Canela

3 cucharas de Especia ras el hanout

3 Huevos

4 cucharas de El azúcar

2 cucharas de Mantequilla derretida

1 pizca de Sal

Preparación

Paso 1 : Lavar el pollo y picar en trozos, quitándole la piel. Colocarlos en un recipiente y agregar sal al gusto.

Paso 2 : En una cacerola con aceite de oliva, agregar los ajos y cebollas picados a sofreír.

Paso 3 : Una vez este blandas las cebollas, incorporar el pollo. Además añadir 3 cucharadas de especia ras el hanout, perejil y cilantro picados. Remover bien todos los ingredientes.

Paso 4 : Agregar el caldo de pollo y tapar.  Dejar cocinar por 1 hora aproximadamente a fuego lento.

Paso 5 : Triturar las almendras tostadas, junto a 2 cucharadas de canela, y 4 cucharadas de azúcar. Además en un recipiente batir 2 huevos.

Paso 6 : Una vez pasada la hora de cocción, retirar el pollo con el guiso, dejando solo el caldo.

Paso 7 : A este caldo, agregarle la mezcla de almendras, canela y azúcar triturados, los huevos batidos, y dejar cocinar a fuego lento, hasta que espese.

Paso 8 : Una vez espeso, introducir nuevamente el pollo con el guiso, y remover muy bien. Este será el relleno.

Paso 9 : Terminar el proceso armando la pastela, colocando en un molde las hojas de pasta filo, pinceladas primeramente con mantequilla derretida. Colocar de 4 a 5 hojas de pasta filo intercaladas, que no coincidan las puntas.

Paso 10 : Agregar el relleno de pollo extendiéndolo bien, y luego cerrar  el relleno con las puntas que sobresalen.

Paso 11 : Posteriormente colocar las siguientes hojas de pasta filo, también pinceladas con mantequilla derretida, intercaladas, cubriendo el relleno y cerrándolo para formar el pastel.

Paso 12 : Introducir en el horno de 20 a 30 minutos a 200°c.

Paso 13 : Una vez listo, servir caliente, espolvoreando azúcar y canela.

Ayúdanos compartiendo